12 septiembre 2006

Sequía sexual

Prometo que nunca, nunca más, volveré a reírme de esas personas que se mueren por echar un polvo aunque sea una vez al año , y a las que, para su pesar, se les nota en la cara. Porque yo me estoy convirtiendo en una de ellas. Hoy hace exactamente seis meses de mi úlitma cópula (que, dicho sea de paso, nada tuvo que ver con los éxtasis de estrellas a los que me venían acostumbrando mis últimas conquistas) Y para colmo me he quedado sin consolador. He sido una idiota, el otro día me desperté tarde, salí pitando de casa sin ni siquiera recoger nada, y cuando volví me encontré con un reguero de trocitos de silicona rosada que conducía desde la puerta hasta mis aposentos. Y encima de la cama, mi adorado Jack Russell terrier Napoleón. Con los restos de mi adorado Agapito entre sus fauces. Me siento sexualmente mutilada y confinada a un estado de celibato forzoso permanente. Me metería a monja si aún estuviera de cura el Richard Chamberlain de los ochenta. Y si no fuera gay.

escrito por Susanita a las 01:07   2 comentarios

2 Comentarios

At 13/9/06 16:20, Blogger orangeboy25 ha dicho...

Grande, grande y grande...

Que forma de empezar un blog tan apoteósica...

Espero que te lo pases bien en la blogosfera.

Un saludito

 
At 21/1/07 19:11, Blogger d2clon ha dicho...

Venía aquí, a la página de comentarios a decir algo... pero se me han adelantado.

;)

 

Publicar un comentario

<< Volver