05 diciembre 2006

Los traumas de Susi

Susi aún está en estado de shock. Ha sido una semana muuuuy agitada. Primero, vuelta al curro tras la baja, miradas asesinas según entro, caras de "hija de puta, qué bien te lo has pasado estos días, ¿eh? Pues ahora te vas a enterar", yo más deprimida que nunca, y con menos ganas de currar que nunca. Según llegué me pusieron en la caja de al lado del tabaco, la que más trabajo da, pero esos idiotas no se dieron cuenta de que era lo que yo más deseaba, porque ahí se te pasa el tiempo sin que te des cuenta. Hasta ahí todo normal, estuve cobrando y a las 11 mi hora del bocata. Me voy al bar de enfrente y para sanar mi pobre alma deprimida me meto un croissant y un café entre pecho y espalda (a la mierda la dieta)
Las 11:35, vuelvo a mi puesto y observo a Marco hablando en el pasillo de los vinos con un chico que está de espaldas. Se trata del nuevo reponedor que va a entrar a trabajar. Se despiden, el chico se da la vuelta y ...Cuando le vi la cara casi se me caen al suelo los Lucky Strikes que estaba organizando. ¿Que quién era? ¡El gilipollas del camarero-leré!!!! El mismo que un mes antes me había destrozado el codo con muy mala ostia...¡Lo que me faltaba a mí, con la de supermercados que hay en la ciudad y el mamagüebo ese va a buscar trabajo en el mío...! Le pregunté a Marco si ese chico iba a trabajar ahí y me dijo que sí, pero que no me hiciera ilusiones, que ya tenía novia. "¿Y a mí qué me importa si ese tiene novia o no?" le contesté, y el muy sádico se rió y se fue. Me quedé todo el día calladita, como en estado de shock, y en cuanto salí del trabajo lo primero que hice fue llamar a Jorge y contárselo todo.
"Hazle la vida imposible. Véngate, sé una hijaputa" fue lo ínco que me dijo antes de empezar a rayarme la cabeza con el rollito macabeo que se trae con Didier, un ex suyo que es como la regla, siempre viene cuando menos te lo esperas y para joderte los planes. Le dije que mandara a Didi a la mierda y me dijo que lo haría pero después de echar un último polvete con él. Lo mismo que me dijo la última vez hace seis meses...
Después ya no volví a ver más al camarero quebrantahuesos, pues le pusieron de tarde y yo uba de mañana, pero a ver si esta semana o el domingo coincidimos...Mientras voy cotilleando todo lo discretamente que puedo con algún colega, excepto con Emilio porque sino el pobre se pone celoso. De momento lo único que he sacado en limpio es que se llama Jesús, tiene 26 años y un culo que te cagas (y nunca mejor dicho), que es un chico callado y muy trabajador...Que calle, que calle, que ya le haré hablar cuando le pille por banda...Dios mío, qué situación más estrambótica, tengo que ir a practicar posibles diálogos para no quedar mal delante suya...Adiosito.

escrito por Susanita a las 00:06   4 comentarios

4 Comentarios

At 5/12/06 0:55, Anonymous Anónimo ha dicho...

Creo que me he perdido susanita... Quieres vengarte? te lo quieres tirar? te quieres vengar de él tirándotelo??? Algo de luz, pleaseeeeeeeeeee.

Smuack smuack

 
At 5/12/06 0:56, Anonymous Anónimo ha dicho...

Por cierto, te haya hecho lo que te haya hecho, si tiene un culo bien puesto, le puedes perdonar... un consejito, na más...

 
At 6/12/06 11:00, Blogger towngayer ha dicho...

No sé por qué coños salgo como anónimo en los comentarios anteriores... Soy towngayer. El de los comentarios, eh? Con las llamadas perdidas no tengo nada que ver... smuack smuack

 
At 6/12/06 15:24, Blogger Susanita ha dicho...

Ya, si antes lo podía ver, tendrá que ver con el cambio a BETA...¡Un smuack pa ti también!

 

Publicar un comentario

<< Volver